Blogia
Peña Sevillista El Arrebato de Tenerife:

Se acabó no ganar en Pamplona.

Se acabó no ganar en Pamplona.

(0-2) Simplemente... pegada

No es un derbi. Les separan casi mil kilómetros. Pero un Osasuna-Sevilla siempre tiene un cariz especial. Algo que quedó patente desde el pitido inicial; y es que tanto sevillistas como osasunistas luchaban sin descanso por hacerse dueños del esférico, una pelea que provocó que el juego deambulase entre interrupciones y balones divididos; y que el fútbol, entendido como combinación, ocasiones y goles, no apareciese por Pamplona durante todo un cuarto de hora.

La sorprendente, ya no tanto, alineación de Jiménez, incluyendo como titular en mediocampo a Lolo y haciendo debutar a Sergio Sánchez en el lateral derecho, tampoco ayudó al juego de los nervionenses, y es que Zokora se vio superado por el planteamiento de Camacho, el cual no entendía de fútbol en el círculo central.

Dentro del paupérrimo juego que se estaba viendo en el Reyno de Navarra, era Adriano quien más se ofrecía y lo intentaba por banda derecha, tanto es así que la primera acción de verdadero peligro fue protagonizada por el brasileño cuando enganchó un balón por su banda, para dejar atrás a dos rivales, y realizar un potente disparo que fue desviado con dificultades por Ricardo. Esa acción fue el preámbulo de la mejor ocasión sevillista en la primera media hora. Falta botada por Sergio Sánchez que Kanouté peina sorprendiendo a Ricardo, pero cuando parecía que iba a llegar el primer tanto nervionense, el esférico terminó estrellándose contra el larguero.

La intención de jugar al fútbol del Sevilla tuvo su recompensa a menos de diez minutos para el descanso, cuando el mejor de los del Sánchez Pizjuán, Adriano, se inventaba una jugada por banda derecha, para llegar a línea de fondo, levantar la cabeza, y regalar a Negredo su primer tanto como sevillista. El tanto, lejos de despertar a los pamplonicas, dejó patentes las carencias de éstos, que no fueron capaces de inquietar a Palop antes del descanso.

Tras el paso por vestuarios, Osasuna salió con una marcha más, y es que los jugadores rojillos eran conscientes de que si seguían como en los primeros cuarenta y cinco minutos no tenían nada que hacer. Así llegó la mejor oportunidad de los hombres de Camacho. Acción individual de Camuñas, que cede atrás, para que sea Pandiani quien remate, para suerte sevillista, rozando el poste. Cerca estuvo el empate en esa acción, pero mucho más lo estuvo pocos minutos después teniendo de nuevo como protagonista a Pandiani. Jugada por banda izquierda de Osasuna, que tras varios rechaces, cae en los pies del 'rifle', que con todo a favor para fusilar a Palop, remata mordido y desviado.

Poca respuesta, por no decir ninguna, dio el cuadro hispalense a los de Pamplona, y es que lejos de ir a por el segundo, los hombres de Jiménez se echaron atrás, dejando pasar los minutos y esperando su oportunidad para salir a la contra. Tanto es así que pasados veinte minutos del segundo tiempo, el Sevilla no había realizado un solo disparo. Pero este equipo tiene mucha clase y pegada, y sin estar haciendo nada del otro mundo es capaz de destrozarte; algo que llevó a la práctica Kanouté, que aprovechó una dejada de pecho de Perotti para batir con un derechazo desde la frontal al arquero osasunista. Dos zarpazos y partido resuelto a falta de poco más de un cuarto de hora.

Al final, tres puntos y demostración de poderío de un Sevilla que pasó por Pamplona como un grande y que apunta un año más a lo más alto en el campeonato nacional liguero. Osasuna por su parte deberá mejorar mucho si no quiere pasar apuros hasta última hora.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Talibán Sevillista -

Ahora a pensar en el Mallorca para continuar con la racha
Un abrazo

Joan Morán -

Partido bronco, luchado, pero con 3 puntitos destino Sevilla.
Ayer sólo valía eso, el tika taka para otros campos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres