Blogia
Peña Sevillista El Arrebato de Tenerife:

0-1: FIN A UNA RACHA IMPRESIONANTE

0-1: FIN A UNA RACHA IMPRESIONANTE


El Málaga de Antonio Tapia ha roto todos los records posibles en la tarde de hoy con la victoria por la mínima (0-1) en el Sánchez Pizjuán, con gol de Adrián, en un buen partido ofrecido por sevillistas y malacitanos, que ha tenido de todo. Buen comportamiento entre las aficiones, claras ocasiones para ambos equipos, el Sevilla para empatar incluso remontar, y el Málaga para aumentar su ventaja y, como todo partido de fútbol, polémica, con la expulsión de Adriano, por codazo a Jesús Gámez.

El partido comenzó muy vivo con ocasiones en ambas áreas, sobretodo dos claras a favor del Sevilla. La primera, un cabezazo de Luis Fabiano, tras corner botado por Jesús Navas, que, sin peligro aparente, toca finalmente en la cruceta de la meta de Arnau y se marcha fuera; y la segunda, Fernando Navarro pone un gran balón, desde la izquierda, hasta el segundo palo, dónde entraba Jesús Navas, que no llega por poco, y en la indecisión entre el guardameta catalán y el marcador que entraba con el palaciego, la pelota sale muy cerca de la portería malagueña. Era el instante previo al tanto del conjunto de la Costa del Sol, ya que en el minuto 15 se adelantó por mediación de Adrián. Una buena jugada en la frontal del área conducida por Eliseu que abre para Nacho, éste se encuentra rodeado de defensores sevillistas, pero ve como su compañero Adrián le dobla por su izquierda, le pone un buen balón, que, tras un mejor control para perfilarse, bate a Palop de disparo cruzado y a ras de hierba.

El equipo de Jiménez sigue teniendo el control del choque y se va a por su rival, aunque con más corazón que cabeza y en el minuto 28 llega la mejor ocasión para el cuadro local. Un balón al larguero de Luis Fabiano, que gana en velocidad a Hélder Rosario y cuando ve adelantado a Arnau, ejecuta una perfecta vaselina, y cuando el tanto del empate se cantaba en las gradas, el esférico es repelido por el travesaño, librando del peligro la defensa malacitana. Y así se llegó al final del primer periodo.

La segunda mitad comenzó igual, con muchos nervios por parte del Sevilla -las ganas de llegar arriba para remontar el partido, le hacían fallar mucho- pero sin crear muchas ocasiones de gol, solo una, en las postrimerías del choque, con una gran jugada individual de Luis Fabiano, que recoje el balón dentro del área del Málaga, con un caracoleo consigue marcharse de su marcador, se marcha incluso de Arnau pero el balón se le marcha largo, aún así lo consigue rematar pero es Weligton el que termina por despejar.

En el minuto 66 llega la expulsión de Adriano, en una acción sin peligro, pegada a la línea de cal, el brasileño suelta un codazo, sin venir mucho a cuento, a la cara de Jesús Gámez. El colegiado valenciano duda en un primer instante y tiene que consultar, pero finalmente ’echa’ del partido al de Coritiba de forma clara. Mientras la afición malaguista que se ha dado cita en las gradas del coliseo de Nervión -850 entradas fueron las que se han intercambiado para la ocasión-, varias contras del Málaga hacen que algunos de sus jugadores se pongan de gol delante de Palop, pero unas veces éste y otras la defensa sevillista han acabado con las llegadas del conjunto hoy de morado.

El Sevilla corta, de esta forma, la racha de victorias consecutivas que unido al empate del Valencia en Huelva ante un buen Recre, ha impedido que el conjunto entrenado por Jiménez se colocara incluso líder de la Primera División española.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres